xUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
el
hamster
Me gusta el hamster

Parientes del hámster

Los roedores representan más del 40% de todas las especies de mamíferos. Dentro de esta especie existe una gran variedad de animales con características físicas diferentes.

No todos tienen ellos tienen el mismo carácter a la hora de intentar domesticarlo y convivir con ellos. Algunos son más dóciles que otros y será más sencillo su atención y cuidado.

Dentro de la gran especie podemos encontrar los parientes más cercanos a los hámsters que son: la chinchilla, la cobaya, la ardilla coreana, el jerbo, el ratón, la rata y el conejo.

Existen unas normas generales que deberíamos de tener en cuenta a la hora de cuidar a un hámster o a alguno de sus parientes:

  • La comida que le proporcionemos a nuestra mascota debe de estar en perfectas condiciones higiénicas.
  • Nunca les debe de faltar el agua, ya que en este tipo de animales es imprescindible.
  • Cada tipo de animal por sus características necesitará un tamaño de jaula diferente. Debemos de crear un hogar a nuestra mascota donde se sienta uno más de la familia.
  • La colocación de la jaula será en un lugar con una temperatura agradable, fuera de posibles corrientes de aire, con luz natural pero no directa.
  • Además del comedero y del bebedero que tan importantes son para su alimentación incluiremos dentro de la jaula elementos de diversión como una rueda, un túnel, etc. Estos animales son sociables, divertidos y les divierte mucho poder jugar, correr, esconderse...
  • Siempre deberemos de estar atentos de cualquier cambio de carácter, pelaje, uñas, dientes. De este modo podremos evitar o frenar aquella enfermedad de la que se adolece el animal.
  • La limpieza es un factor importantísimo a tener en cuenta, también así podremos evitar la aparición de enfermedades.
  • Todos los años deberíamos de hacerle una revisión en una clínica veterinaria para que puedan hacerle un chequeo y comprobar que su salud está correctamente.