el
hamster

Si te gusta el hamster ¡¡ Compártenos !!

La jaula del hámster

La jaula se convertirá en el hogar donde nuestro hámster viva, por ello debemos de equiparla con diferentes elementos para conseguir que nuestra mascota se encuentra a gusto y feliz en su casa. Podemos encontrar infinidad de jaulas diferentes además de jaulas que usaremos en los transportes de los hámsters.

Las jaulas pueden ser de diversos tamaños, colores, con o sin accesorios... A partir de la adquisición de nuestra mascota tenemos que pensar cómo queramos que viva y se divierta. En algunas de estas jaulas también vienen incluidos en la jaula y montados juegos y accesorios que ya no hará falta que compremos.

Las reglas que deberíamos de seguir para el acondicionamiento del animal son:

  • Las medidas de la jaula del hámster serán de 60 centímetros de longitud, por 30 a 40 centímetros de altura.
  • Son preferibles las jaulas rectangulares que las de otras formas por su adaptabilidad al espacio.
  • Los barrotes de las jaulas debe de encontrarse en situación horizontal y con una separación de 12 mm.
  • La cubeta que recubra alrededor la jaula por el suelo no debe ser más alto de 10 centímetros para que el hámster pueda ver.
  • Debemos de colocar dentro de la jaula una zona donde pueda hacer sus necesidades.
  • El material de la jaula debe de ser cualquiera que no sea madera, ya que podría llegar a roerla y escapar.
  • Debemos de evitar los cambios bruscos de temperatura, pero a la vez de ser un sitio de aire limpio y fresco para evitar enfermedades.
  • La jaula no debe de estar expuesta directamente al sol, ni encontrarse en corrientes de aire.
  • Es preferible colocar al animal en una zona seca y no húmeda.

Una vez hayamos comprado la jaula debemos de seguir unas pautas para hacer lo más confortable posible la casa de nuestro hámster.

Para empezar a montar el interior de la jaula lo primero que debemos de colocar será un lecho o paja que tan importante es para nuestro roedor que podremos comprar en las tiendas especializadas de animales. Para ello podemos utilizar diferentes tipos de materiales:

  • Paja seca: es un lecho formado a partir de virutas de madera blanda.
  • Heno: lo podemos encontrar fresco, seco, mezclado… es el alimento esencial de los hámsters.
  • Paja de cáñamo: la gran ventaja de este material es la gran absorción que presenta.
  • Lecho con celulosa: también este material destaca por su gran absorción.
  • Lecho de algodón: es un material que absorbe bastante bien los olores además de no soltar el típico polvo, siendo muy recomendable para todas aquellas personas alérgicas.

Una vez que tengamos la base del suelo preparada, seguiremos por los accesorios de dentro. Necesitaremos un comedero y un bebedero para que nuestro hámster pueda alimentarse correctamente. El comedero suele ser de plástico o de cerámica así como internos o externos, normalmente en forma de cuenco para poder introducir la comida y que no se salga, y el bebedero normalmente es en forma de cilindro con una boquilla para que el hámster pueda beber. Estos dos elementos son imprescindibles, todos los demás formarán parte del juego y entretenimiento para nuestra mascota.

Entre los accesorios y los juegos, podemos encontrar en el mercado infinidad de utensilios y juguetes cuya finalidad es la diversión diaria para los hámster.

Entre los juegos, los más comunes y los que más le gustan a los roedores se encuentran: la rueda, los túneles, las rampas, las escaleras, casetas pequeñas de juegos, las pelotas, etc.

A la hora de tener que transportar de un lugar para otro a nuestro hámster ya sea una visita al veterinario, un viaje, etc. lo podremos hacer en su propia jaula o en unas diseñadas para ello. Los transportines de viaje de los hámsters son muy cómodos y útiles ya que normalmente son de plástico, no tienen barrotes laterales sino que presentan un gran respiradero superior y además suelen tener un asa para poder moverlo más fácilmente. No nos olvidemos nunca de que en un viaje en el transportín, también tenemos que incluir un comedero y un bebedero para que pueda alimentarse. En la actualidad podemos encontrar transportines con una gran cantidad de juegos en su interior como si de una jaula de casa se tratase.