xUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
el
hamster
Me gusta el hamster

La ardilla coreana

Caracteristicas

Es una animal muy nervioso e intranquilo siendo difícil de manejar y de cuidar debido a su incansable actividad. Debemos de tener mucha paciencia con ella y siempre acercarnos con tranquilidad. No es un animal muy amigo de caricias, por lo que los niños tienen que tener cuidado al cuidar a esta mascota.

La ardilla coreana adulta mide entre 14 a 19 centímetros y pesa entre los 100 a los 125 gramos. A diferencia de sus parientes roedores este tipo de ardillas tienen orejas pequeñas y una cabeza afilada. Su pelo es corto y muy suave siendo de color castaño. Además presenta unas líneas que atraviesan su espalda, por ello son también llamadas ardillas listadas.

Tiene en las patas delanteras cuatro dedos, mientras que en las traseras tiene cinco, los cuales utilizar para trepar. Las dimensiones de su cola son como todo lo largo de su cuerpo. Al igual que lo hámster posee unos abazones que utilizará para almacenar y transportar la comida.

Comida

La ardilla coreana es una animal omnívoro que puede comer de todo. La cantidad diaria que llega a ingerir son 100 gramos de comida. En su base alimentaria no deben de faltar semillas, nueces, avellanas, pipas de girasol, peras, manzanas o plátanos.

Cuidados

Es un animal muy difícil de domesticar debido a su gran actividad incansable, su forma de correr y de saltar. Debemos acercarnos sin intentar someter al animal, sino que nos vea como un amigo. Lo ideal para poder cuidar a este tipo de animales es haber comprado el ejemplar antes del mes de vida, ya que de este modo, no notará tantos cambios en su vida. Si nuestro ejemplar es mayor tendremos que utilizar otras técnicas como la comida, que mediante ella conseguiremos un acercamiento con nuestra mascota.

Jaula

La jaula de la ardilla coreana debe de ser grande para que pueda moverse sin dificultad. En su interior no debe faltar un comedero, un bebedero y una zona donde la ardilla puede hacer sus necesidades preferentemente añadiremos arena para ser más confortable. Su instalación como la que cualquier otro roedor será en una zona en la que la temperatura se adecuada, alejada de corrientes y ráfagas de aire y no sea una zona muy húmeda. Así ayudaremos a su salud y su bienestar.

La forma de la jaula es deseable que sea en forma rectangular, ya que una jaula redonda puede causarle alteraciones por poder moverse solamente en una dirección. Las medidas mínimas deben de ser 70 cm x 70 cm x 160 cm. Los barrotes deben de tener una separación para que no se dañe al intentar salir de un centímetro como máximo. Además debería de tener una reja por la parte de debajo de la misma para que su limpieza sea más rápida y evitar así que la ardilla esté en contacto con las heces.

Enfermedades

La ardilla coreana es un animal fuerte que si se encuentra en buenas condiciones higiénicas y una buena alimentación no contraerá enfermedades, aun así las más frecuentes son:

  • Alopecia: generalmente esta enfermedad aparece por la presencia de algún parásito alojado en su cuerpo.
  • Heridas: pueden ser causadas por el contacto con otros animales o por algún defecto de la jaula o lugar donde habite, debemos de prestar mucha atención cómo se hace las heridas para evitar en todo momento más peligros para el animal.
  • Neumonía: como ocurre son otros roedores esta enfermedad suele aparecer por haber estado expuesto a cambios bruscos de temperatura, aires, etc.
  • Sobrecrecimiento de los dientes: el crecimiento de sus dientes ocurre durante toda la vida del animal. Tendremos que llevarlo al especialista para que le recorte los dientes y además incluiremos en la jaula un material que pueda roer para que ella misma los vaya desgastando.

Reproducción

La madurez sexual la alcanza a los ocho meses de edad. Al año puede llegar a tener entre una y dos camadas. La gestación de la ardilla coreana dura unos 35 días llegando a tener de 3 a 5 crías en cada camada. Las mismas nacen sin pelo y con los ojos cerrados. Normalmente miden al nacer unos 3 centímetros, pasados los 15 primeros días tienen todo el pelo y al mes ya ven correctamente.

Las hembras de esta especie viven más que los hombres. La esperanza de vida de las hembras es de 4-9 años, mientras que en los machos es de 3-5 años.