el
hamster

Si te gusta el hamster ¡¡ Compártenos !!

El hámster ruso

El hámster ruso es una variedad de hámster que llega a soportar temperaturas tan frías que llegan a los -25 grados centígrados. Es originario del norte de Rusia donde habita libre en la naturaleza, aunque hoy en día es muy sencillo criarlos en cautividad. Cuando se encuentran en libertad sus enemigos mortales son los zorros, lobos, serpientes, águilas y cualquier otra raza de animales rapaces.

Características físicas

Mide entre 8 y 10 centímetros y su peso se encuentra entre 30 y los 40 gramos. El hámster ruso macho es mayor en tamaño que el hámster ruso hembra. Generalmente es un poco más pequeño que el hámster dorado.

Sexo

Para saber su sexo es muy sencillo, solamente hay que fijarse en la distancia entre el ano y la válvula. En el caso de ser hembra este espacio es mayor y podrá tener a su vez hasta tres orificios.

Color

El color del hámster ruso es gris y marrón con una banda negra ancha a lo largo de la espalda, además de presentar dos bandas oscuras en los flancos, mientras que el color blanco predomina en la barriga. Hoy en día debido a las mutaciones podemos encontrarlo de color albino (combinación entre el hámster campbells y el ruso), negro, plateado o platino. El color de sus ojos generalmente es negro.

Temperamento

Es uno de los tipos de hámster más divertido de los de su especie. Le encanta estar cerca de otros hámsters con los que comparte juegos, agua, comida, etc. Puede llegar a mantener pequeñas peleas con sus parientes llegando a pegar chillidos y pequeños gruñidos, aunque nunca suelen llegar a riñas graves, siendo solucionadas en poco tiempo.

Compatibilidad

El carácter dócil y divertido del hámster ruso permite poder vivir cerca de otras mascotas en casa. Normalmente o quiere jugar con el resto de animales o si no se encuentra indiferente y tampoco le importa la presencia de los demás a su lado. No es solitario ni independiente por lo que su compatibilidad con las diferentes especies de hámster es total y absoluta.

Enfermedades

Existe una gran lista de enfermedades que el animal puede contraer. Entre las más frecuentes podemos citar: diarrea, heridas, abscesos, etc. Una de las más corriente y comunes es la caída del pelo, normalmente debido a una mala alimentación, generalmente por falta de vitaminas o a la falta de higiene.

Cuando veamos que a nuestro hámster se le nota una caída de pelo considerable lo que haremos será proporcionarle una dieta basada en frutas y en verduras en buen estado. Pasados unos días le proporcionaremos un complejo vitamínico añadido al agua de beber así como unas gotas de hígado de bacalao. Además prestaremos especial atención a la higiene de su jaula y de todos los elementos que la forman, como sus juegos.

Cuidados

Para que nuestro hámster enferme lo menos posible debemos de darle de comer alimentos en buen estado y realizar una limpieza correcta de su jaula. Aunque todo ello lo hagamos correctamente no quiere decir que nuestro hámster no enferme, pero de este modo podremos evitar muchas infecciones.

En su cuidado diario prestaremos especial atención al pelaje sobre todo si tiene el pelo un poco largo. Eliminaremos diariamente cualquier residuo que haya podido quedar en la jaula así como el pelo muerto que al hámster se le haya podido caer.

Crías

En cuanto a las crías, son pequeños roedores que al nacer pesan unos dos gramos. Durante los primeros cinco o seis días se alimentan mamando, pasados estos días empiezan a tomar alimentos sólidos proporcionados por sus progenitores. A los doce días de su nacimiento comienzan a ver y pueden andar por el nido. A las cuatro semanas ya son independientes y están en libertad para poder moverse lejos de sus padres.

La curiosidad de esta especie en su reproducción es que cuando las crías nacen no pueden estar en la misma jaula el macho, la hembra y las crías, ya que durante los días en el que las crías maman el macho puede llegar a devorarlas. En el caso de querer dejar preñada a la hembra de nuevo tendremos que disponer de otra jaula donde únicamente meteremos a la hembra y al macho para que procreen.